El silencio del agua, de José Saramago

Igual que Juan Sin Miedo descubre la sensación de temor al ser salpicado por unos inofensivos peces mientras duerme, Saramago recuerda el despertar de la lucidez de un niño cuando un pez rompe el hilo de su caña de pescar y, con él, sus expectativas de capturarlo, llevándose al fondo del río los aparejos de pesca y su inocencia. 
Este entrañable fragmento de Las pequeñas memorias (2006) de José Saramago, está magníficamente ilustrado por Manuel Estrada.












El silencio del agua
José Saramago
Ilustraciones: Manuel Estrada
Traducción: Pilar del Río
Libros del Zorro Rojo (2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada