La mecánica y la alquimia de Juan Jacinto Muñoz Rengel

Hace algo menos de un año que leí el libro “De mecánica y alquimia”, de Juan Jacinto Muñoz Rengel, y a él vuelvo con frecuencia porque, en cada nueva lectura, encuentro nuevas sorpresas. Hay, entre sus páginas, referencias más o menos explícitas a libros que han formado parte de mis lecturas de siempre (eso que se llama metaliteratura) y, en su estilo, hay posos de mis más admirados cuentistas como Stevenson, Wells, Borges, Bioy Casares, Cortázar, Verne, Shelley, Poe, Lovercraft… Las lecturas compartidas convierten al lector y al escritor en cómplices de una misma trama literaria, de un viaje único y apasionante a través de esos libros convergentes. Esa complicidad hace que la lectura de sus cuentos tenga un componente sentimental añadido que arranca de una juventud en la que buscábamos otros mundos posibles con los que asombrarnos. 
Ya había disfrutado antes con la lectura de los relatos contenidos en “88 Mill Lane” quizás más puros pero en “De mecánica y alquimia” se percibe un trabajo previo más profundo y una elaboración más elegante y cuidada. 
Aunque particularmente la literatura fantástica siempre me ha fascinado y a ella recurro constantemente en mis lecturas y en mis escrituras, con seguridad, los que tenemos formación científica leemos este género con ciertas precauciones. Precisamente porque sabemos lo compleja que puede ser la realidad ni siquiera a los más indulgentes nos satisface todo. Pero Juan Jacinto Muñoz Rengel sabe tejer magistralmente sus mundos paralelos, en los que derrocha imaginación e inteligencia, a partir de un sólido soporte de realidad. 
Tiene su recompensa seguir la recomendación del autor de leer los once cuentos por orden, al menos la primera vez, para percibir el hilo que los une. Desde el primer cuento, ambientado en el Toledo musulmán, hasta el último, que se desarrolla en un futuro no deseado, nos encontramos con historias brillantemente construidas y ambientadas con guiños más o menos explícitos a interesantes cuestiones filosóficas. Su escritura cuidada y fluida hacen que la lectura de estos relatos sea una experiencia comparable a la de leer a los grandes autores de la literatura fantástica al regalarnos momentos y personajes inolvidables.














Juan Jacinto Muñoz Rengel
Editorial Salto de Página, (2009).


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada