El scriptorium del monasterio

Estamos en el verde valle de Liébana que se abre entre dos altos macizos montañosos, junto a un monasterio de la comunidad de San Martín de Torieno, en el siglo VIII. Un largo desfiladero flanqueado por murallas verticales de roca caliza es recorrido por Eterio, el joven obispo de Osma, junto al ejército que le protege de la invasión sarracena. Allí, rodeados de una naturaleza montañosa espectacular los monjes se sumergen en su vida espiritual y en el scriptorium detienen el tiempo entregados al trabajo minucioso y sacrificado de copiar e iluminar los textos para transmitir el mensaje del Apocalipsis. Se acerca el año ochocientos, son tiempos confusos que presagian el inicio del reinado de la Bestia lo que significa el principio del fin de los tiempos. 
Baltasar Magro, tras un profundo estudio, nos presenta una novela que es casi un ensayo en el que la ficción ha rellenado los vacíos que la historia no conoce. Se trata de un libro magníficamente ilustrado con reproducciones de miniaturas procedentes de distintos Beatos que nos acerca a un tiempo en el que lo fantástico era indiferenciable de lo real. El protagonista acompaña a su maestro Beato, un anciano devoto, sencillo y sabio, que supo ver a los mayores enemigos de la iglesia en su propio seno y cuyo comentario al libro apocalíptico de San Juan fue admirado en toda Europa y tuvo una clara influencia en la cultura cristiana de siglos posteriores. Beato de Liébana pretendía ser racional y diáfano en su comentario pero parece que en las miniaturas existe una voluntad de crear imágenes alejadas de la realidad y resultan imaginativas, sugestivas y hasta alucinatorias. 
Escuchando la voz calmada del abad y leyendo textos guardados en la completa biblioteca del monasterio, Eterio profundiza en el estudio de las Sagradas Escrituras, en la filosofía e historia de los cristianos, aprende a interpretar la simbología, los mapas, participa de las intrigas con los herejes y descubre las esmeradas y preciosistas técnicas de los iluminadores, los secretos en la elaboración de los pigmentos y la labor sacrificada de los escribas. El monasterio rodeado de silencio va creciendo con los años y Eterio va ganando en sabiduría hasta convertirse también en maestro. A través de los ojos de este narrador, Baltasar Magro reconstruye un momento algo oscuro pero que fue un punto de inflexión en la historia europea.
















Beato el Lebaniego
Baltasar Magro
Alianza editorial, 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada