Teatro de Ceniza, de Manuel Moyano

Teatro de ceniza es un libro de microrrelatos para leer despacio. Su lectura se disfruta cuando es demorada y minuciosa. Ya conocíamos la pericia narrativa de Manuel Moyano en obras tan presentes como El amigo de Kafka (Pre-Textos, 2001). En este libro, compuesto por cien cuentos, el autor, con un estilo limpio y depurado, nos muestra su respeto por la palabra, con esa economía verbal que pretende todo buen microcuentista, eligiendo sólo aquellos términos que dotan al texto de mayor sentido, donde incluso cada título cumple la función, a veces determinante, de orientarnos y ayudarnos a salvar un posible desconcierto o ambigüedad en la interpretación. Son microcuentos de mundos inventados, en lugares y con personajes ficticios, míticos o reales pero vistos siempre desde un punto de vista insólito o poco acostumbrado; coincidencias temporales, sucesos anodinos que el tiempo hace que se tornen en trascendentes y, al final, el remate inteligente y oportuno donde no faltan la ironía y el humor. Esas son algunas de las herramientas de las que se sirve Manuel Moyano para poner sobre la mesa ciertas evidencias y contradicciones de nuestra sociedad o, simplemente, para hacer un loable ejercicio de imaginación y originalidad. 
Es un libro de cuidada edición, con una sencilla y atractiva portada, cuya lectura nos produce un inmediato placer desde la primera de las historias. Kafka, Italo Calvino o Borges son algunos de los grandes maestros que evocan ciertos cuentos.













Teatro de ceniza 
Manuel Moyano
Prólogo: Luis Alberto de Cuenca
Menoscuarto Ediciones (2011)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada