Mundo mineral

Un hombre viaja en tren para encontrarse con su familia y, al escuchar la canción que una mujer canta a su hijo, rememora algo que le sucedió de niño: una criada que había vivido en el Caribe le advirtió del conjuro de aquella letanía y, un día, mientras la cantaba, una fuerza lo arrastró hasta un extraño mundo formado por cristales traslúcidos con formas geométricas. Allí, en el interior de una jaula vidriosa, donde nunca se hace de noche, se encuentra con otros personajes que han corrido su misma suerte: un profesor, Sofía y un niño al que llaman Él. Pronto descubren que se han convertido en mascotas de grandes e inexpresivos seres inorgánicos semejantes al cuarzo que les obligan a jugar para entretenerse. También conocen a otras extrañas criaturas que han llegado de diferentes planetas, como Ko, un zambuliano aficionado a las matemáticas, proveniente de un planeta habitado por arácnidos inteligentes con el que entablarán una fructífera amistad. José María Merino, con Las mascotas del mundo transparente, regresa a la novela infantil y juvenil para reflexionar sobre la naturaleza del hombre, sobre la crueldad innecesaria con la que tratamos a los animales y aun a nosotros mismos. Los dibujos de Julia Sardá que ilustran el libro resultan muy atractivos y sugerentes.








Las mascotas del mundo transparente
José María Merino

Ilustraciones: Júlia Sardá.
Nocturna Ediciones, 2014

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada